miércoles, 12 de julio de 2017

Invierno

Presentí el invierno al mirar tus ojos,
las cosas continuaron vestidas de palabras,
las frases geniales -bien lo sabes-
hoy son pasto de las llamas.
La lluvia volvió a mojar las fachadas de las casas
y el otoño besó el suelo con hoja caduca
de ciudad muerta.
La primavera se despojó de abriles,
se vistió de diciembre blanco y frío
y la letanía del sinsentido pobló mis rincones.

Presentí el invierno al mirar tus ojos
y entendí al fin
 que no habría ningún deshielo.

jueves, 6 de julio de 2017

Luz viva

Quizá por distinguir en ti luz viva en las sombras,
aprieto tu ausencia como estandarte luminoso de esperanza
más allá de tus ojos y tu presencia...

quizá por vislumbrarte en la noche como destello divino de inmortalidad
pervives eterna persistiendo al paso del tiempo y de mis días
como la luz viva de una estrella muerta, 

quizá por ello te intuyen todas las cosas
y Madrid no deja de a gritos recordarme que aún respiras,
como si el universo entero supiera de tu existencia
y observara alegre tu paso por la tierra.

Quizá algún día nuestras manos se abracen
y emparejemos nuestras huellas en una misma aventura,

entonces, yo te mostraría aquellos paisajes que, sin tú saberlo, me enseñaste 
en las horas en las que aún nuestros corazones latían descordinados,
y bailaríamos siendo luz viva,
y en el silencio de dos almas entretejidas,
te descubriría y descifraría el gesto de tu rostro

recitaríamos versos indecibles,
cantaríamos inmortales con el idioma del alma
al invisible imperecedero del amor,

y, siendo capaz de escuchar
el triunfal canto que en silencio rugiría poderoso tu mirada

te mostraría tu verdadera belleza.






JJJ

jueves, 28 de abril de 2016

Haciendo charcos

No cabría más vida en mi alma
que la que emana de tus ojos
   cuando me miras
y renace de la claridad de tus pupilas,

sincera criatura que con tu paso
todo el universo dominas,
de tu lado sublime es la alegría,

quizá no me atreva a navegar los
mundos que tu mirada destila
ni retoñen mis tormentas por de nuevo
encontrarte tan oculta y tan intima...

Por ti, en el estertor de un
crepúsculo sin tu silueta se
agolpan los latidos por recordarte,
y el delirar del día en vano calma mi noche,

ahora, los versos viven extendidos
en la estela afilada de tu ausencia
y tus huellas ya no conllevan la
soberana presencia de aquel alma
por tu cuerpo sostenida.

En mi recuerdo, reclamaré al
universo la felicidad que ardía en
tus ojos y el calor de aquellas
brasas que resplandecían en la
alegría de tu mirada,

me quedaré callado.
Puede que aún me divierta
hacer charcos con el tiempo desparramado...




JJJ

jueves, 3 de marzo de 2016

En tu filo

Reclinada y cuando calla,
tu cabeza contiene aquella
mirada ausente que sostienen
  las musas,

como si adivinaras, que
mis ojos te buscan
y que mi dolor escribe al son
de tu aliento y de sus arrítmicas pausas...

¡Amanecer de mis lunas!
¡Crepúsculo que abrasa mis ramas!

No quieras cocer otro corazón agolpado,
no te divierta jugar con mis adentros como con
  fríos pedazos,
que no me duelan más los trazos,
que no hiele el alma que abrazo.

Descuídame o mátame sin cuidado,
porque si tu fuego no aguanto,
tan solo por consumirme en aquella mirada,
entera vale vivir una vida desganada,
mientras entre tus ojos gelifracciona mi alma,
y amurallado en el sigiloso asedio de tu calma,
el encarnizado corazón se me atranca.



JJJ

viernes, 12 de febrero de 2016

Mi guarda

Cuando el mortífero silencio de tu alma
me sentencie inocentemente a la condena
   de amarte,
bramarán las estrellas por golpearme de nuevo
el reflejo de tus ojos universales.


Nocturno arroyo que me reclamas
para apresar la emanación de tu amor
en mis murallas, y amortiguar mi dolor
en tus cristalinas palmas...


Yo escribo al sigilo corrosivo de tu ausencia
   en mis silencios,
a la neblina grisácea de tus párpados,
al pigmento nuboso que ocultas en ellos
y al renacer de aquellos destellos en los matices de tu cuerpo.


Y resurgirá triunfal mi alegría
de esta pena extendida y afilada,
no callará el clamor que me inflama:


Porque te he visto en la soledad
   donde me aguardas,
latir disimuladamente mi llegada,


como si en los confines imposibles
  del amor
mi felicidad no te ansiara,
como si la vida eterna,
no se acuencara en tu mirada.






JJJ

viernes, 15 de enero de 2016

Recuerdo del viejo y ciego poeta

En el leve instante donde fluye el alma
y acecha la inapelable determinación del
   destino,
el risueño aliento que tu vida regala,
torna el futuro incierto en la más
absoluta certeza: saber que me me amas
por encima de los cementerios que mi cuerpo
   cimienta y excava.

Amor, alcemos el alma hacia la
eternidad más sublime e indomable,
purguemos el amor mientras aún
chispea el dolor que nos forja y ennuestra.

Compañera, volemos libres más allá
de la miseria que nos acobarda,
renazcamos de la vida esclava que arrugó
promesas eternizadas,
y entonemos nuestra historia al alba,
relampagueando los ojos en aquella inmortalidad
   atrapada...

Mírame.
Las llagas dan testimonio
   triunfal de mi desgracia.
Fue tu amor inabarcable, y aquella
vida de la que tan solo nuestras huellas
dan retorno y sentido.


JJJ

viernes, 8 de enero de 2016

Acontecimientos en las estaciones de mi alma

 Desflagrado corazón afectado por tu silencio,
estanque de mis húmedas estaciones,
de mis arrebatos enamorados,
de mis dolores naufragados,
de aquel hielo astillado que refulge
entre los universos cristalizados de tu mirada,
de tu llama y de nuestro fuego anidado...

Te desenlazo los nudos encostrados,
extirpo la piedra primitiva que contracciona mis adentros
y te empuño aquel espejo enrojecido
que solo sabe repetirme el reflejo de tu rostro,
y ahora, arrugarme el alma en desechados versos.

Pero antes de atreverme a desfigurar
el conjuro de su belleza, permíteme al menos
tintarla y encajar en tus ojos el huracán que me aventa.


JJJ


EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified